9 jul. 2011

Ni oficialistas ni opositores, DE RIVER

Bueno gente hoy me toca compartir una nota con el mayor espíritu Riverplatense... cada una de las palabras es el sentimiento de millones de verdaderos hinchas de River Plate! Las palabras más cerca de la realidad desde que pasó lo que pasó...

Y desde este humilde punto quiero felicitar y agradecer al que escribió esta nota... como ya dije esas palabras son el pensamiento de millones de hinchas del más grande!

y bueh me queda decir que esta nota fue sacada de la página RIVER LATE y publicada por Luis Cedrola. Gracias Totales!!!


River está pasando por el peor momento institucional en 110 años de vida y hay muchos “hinchas” que parecen no entenderlo. El club está plagado de gente que quiere lucrar con la banda y están matando la vida social de la institución. Divisiones, peleas y discordias entre la gente que si quiere ayudar pero se deja llenar la cabeza por la política barata. Nosotros queremos sumar y acá te lo demostramos.

-
Soy hincha de River como, creo, todos los que entran a leer esta página informativa. Soy hincha de River como todos los que van al Monumental a alentar los colores y el escudo. Soy hincha de River…
Nunca, jamás, pensé vivir este momento, esta mancha negra en la historia de nuestra institución. Porque River es eso, una institución. No un club de fútbol nada más.
En River viven y conviven miles de socios, cientos de actividades, escuelas, estudios, gente que ama al club porque es su segunda casa y hasta para algunos, su primera casa.
A pesar de todo esto, de los malos momentos, y de lo que significa River Plate en la vida social de nuestro país, muchos no entienden que cuando peor estás  más unido hay que convivir. NO LO ENTIENDEN.
Muchos se jactan de tener el corazón rojo y blanco, de defender a River como nadie, otros dicen que River está por encima de los hombres y los nombres. Pero la verdad es que nadie quiere a River más que a sus propios EGOS. Y esto lo digo en plural.
Nos cansamos de ver como nos tratan de dividir con comentarios y peleas, aprovechándose de cuanta prensa ande dando vuelta para arremeter contra su archirrival de turno.
Televisión, radio, diarios, medios multimedia, todos son trenes cargados de discordia y egoísmo movidos por la única intención de lucrar con River Plate.
Los medios “aprovecharon” el descenso para tener informantes las 24hs. al día durante días sin importar otra noticia que no sea la desgracia de River Plate. Canales que poco y nada tenían que ver con River, sin embargo estuvieron hablando horas y horas de la institución Millonaria y su desgracia, dando voz y voto a cuanta rata aparecía dando vueltas aprovechando para meter más sal en la herida.
El hincha de verdad, el que ama a River como a nada, es aquel que lloró y lloró horas y días por lo que pasó, y no solo por un descenso deportivo, sino por ver como muchos que se dicen socios se dedicaron a romper nuestra casa, a dejar el club en pésimas condiciones, a destruir nuestro escudo…
El hincha de verdad no entra al vestuario del referí en complicidad con otras lacras que están en las entrañas de nuestra gloriosa institución. Los hinchas de verdad no tranzan con la policía para que después nos entierre la AFA y el Coprosede.
Yo me pregunto si enserio quieren a River, o si por tanto “amor” se ciegan y actúan de puro instinto, ahora, ¿que instinto te dice “rompé tu casa”?, ¿que instinto te dice “hundí tu institución”?… pero claro también hay gente que piensa en el suicidio y entonces todo es posible en esta naturaleza humana auto destructiva.
Pero como si el dolor no alcanzara, tenemos que lidiar con políticos soberbios que no entienden de momentos y susceptibilidades. No alcanza entendimiento para comprender lo que quiso decir nuestro Presidente Daniel Passarella post descenso con esa frase totalmente fuera de ubicación “Me van a sacar con los pies para adelante”. Entre tantas otras frases que no tuvieron otro fin que la misma discrepancia entre el bloque oficialista.
En estos días tan solo se escuchó una frase inteligente desde el descenso. Y, claro, salio de la mente de un genio como Francescoli diciendo que “Cuanto más estemos callados los que estamos fuera, mejor. Para mí es un momento para hacer el duelo, me ha golpeado muy fuerte y no voy a hablar hasta que no tenga ganas”Y que tan de acuerdo estoy con esto querido Enzo. Pero le faltó agregar algo. No solo los que están fuera debían estar callados sino los que están dentro.
Es evidente que este mal momento fue provocado por muchos y desde hace mucho. Tanto dirigentes, ex dirigentes, oposición y oficialismo, medios de prensa, jugadores, cuerpos técnicos y hasta algunos que se jactan de hinchas de River y no hacen más que lucrar con el grato nombre.
River en los medios fue un circo para los demás, a tal punto que nadie se atrevía a hablar porque no podían creer como nos matábamos entre nosotros. Hinchas de otros equipos que miraban sin entender lo que estaba pasando. Incrédulos observando al mundo River derrumbarse por sus propios integrantes y por ajenos que dicen querer al club.
Muchos no están de acuerdo con Atilio Costa Febre, pero las palabras de Lito en su transmisión en el momento del descenso y los destrozos fueron las más sinceras que escuché en mucho tiempo. Unas palabras despojadas de toda razón profesional. Demostrando que el sentimiento puede más que cualquier cosa. “Hay que ser hijo de puta para sacudirlo a River y reventarlo como lo reventaron… vos ves esto… pero como lo hicieron mierda”. Palabras crudas y reales, palabras que se clavan en el corazón como el puñal más filoso.
Costa Febre no ahorró en palabras a la hora de pegarle al que tenía que pegarle. “Ese hijo de puta de los bigotes que no se le mueve un pelo, como me gustaría tenerlo mano a mano. Como creí en vos hace 8 años cuando ibas a ser presidente de River. Que sapo me comí. Cuanta soberbia tuviste Daniel, cuanta soberbia… Yo se que toda la culpa no es de Passarella yo lo se. Subestimó el promedio”. “Ratas, chorros, ratas, mandaron a River a la B”. Todo esto y mucho más dijo Lito en su transmisión. Todo esto que muchos decíamos en la cancha, en nuestras casas, en donde fuese que hayamos vivido el peor momento de River en la historia. Y hoy, y después de todo esto, siguen sin entender nada…
No nos peleemos entre nosotros. Aquel que ama estos colores, aquel que se mueve por la pasión, no tiene que entrar en el cabaret barato de la política que se mueve por la plata que puedan exprimir de un club que ya no tiene ni para pagarle a sus propios empleados.
Acá no hay oficialismo ni oposición. ¡Acá hay un sentimiento más grande que cualquier billete!. Nosotros no ganamos un peso con River ni pretendemos que así sea. Nosotros nos bancamos este triste momento como el hincha más fiel… Nosotros vamos a tener el honor, como muchos de ustedes que leen estas palabras ajenos a todo sentimiento político… Nosotros vamos a tener el honor de decir que somos River.
Ayer Passarella le propuso al bloque opositor viajar a Roma para verificar la legalidad del pase de Lamela y el bloque opositor se negó a viajar. Hoy el mismo bloque sacó un comunicado alegando que no viajó por que resulta muy poco serio, y hasta con síntomas de cargada, realizar una participación de un viaje a la Ciudad de Roma, para ser partícipes de una operación de transferencia de un jugador, a las 18.30 horas, cuando el vuelo se encuentra programado para las 23.55 hs. del mismo día. Ello, sumado al hecho que como se encuentra acostumbrada esta minoría se desconocen absolutamente todos los pormenores que encierran la mentada operación. El comunicado continua explicando que se denota de la información trascendida que movilizarse hacia la ciudad italiana solo tiene en miras la suscripción del respectivo contrato, dado que las negociaciones han sido llevadas adelante por el asesor letrado del Club, Dr. Daniel Crespo.
Entre otras cosas, el comunicado solo fue expuesto en nuestra página en facebook y no tenemos prueba de él en la página oficial de Nuevos Dirigentes precedida por Darío Santilli.
De todos modos, como somos una página que informa, acá todos tienen la palabra. Pero, a ver si de una vez por todas nos ponemos de acuerdo y tiramos para adelante. Pero todos, hinchas, socios, dirigentes, opositores, oficialistas, jugadores, ex jugadores, cuerpo técnico, ídolos, ¡todos!.
Basta de estupideces como que están con Passarella, basta de que están con Aguilar, basta de estupideces como la de hacer una camiseta con banda negra porque supuestamente “la camiseta no desciende”. Yo estoy orgulloso de mi camiseta y mis colores y no me avergüenzo de jugar en el Nacional B, por el contrario me avergüenzan los políticos, periodistas, dirigentes, ex dirigentes, jugadores, ex jugadores, hinchas, socios, ídolos y técnicos que aprovecharon de este mal momento para sacar tajada de un River demacrado y tirar mierda a cuanto lugar quede limpio.
Nosotros vamos a estar limpios simpre. Desde nuestra conciencia hasta nuestro nombre y por eso sentimos orgullo. Ojalá todos ustedes sientan lo mismo.

No hay comentarios: